+34 638959253  hipnosgea@gmail.com

Carta a mi niño interior (ejercicio para terapia)

(EJERCICIO PARA TERAPIA)

Carta a mi niño interior

…Hola mi pequeño, te escribo esta carta ya que siento que debes sentirte solo y confundido, pues me he olvidado completamente de ti con el paso de estos años, es por ello que ahora dejo de lado mi enorme orgullo para poder expresarte todo lo que siento sin tratar de justificar nada de lo que ha pasado
entre nosotros pues ahora me es imposible continuar silenciándote.

Me disculpo por el distanciamiento que ambos hemos sufrido, ese distanciamiento creado por mi y mi estúpida busca de aprobación en los demás, de pertenecer a algo o alguien lejos de lo que realmente soy, por recibir esa palmada en el hombro en la que otro me dice que lo hago bien. Te preguntarás, ¿aprobación de quien? Si tu ya eres y solo tu debes aprobarte. ¿Pertenencia a que? Si tu ya formas parte de todo.

Pasé días buscando cosas que no quería encontrar, sumido en mi profunda inconsciencia, esforzándome por lograr metas que pertenecían a otros, viviendo la vida que otros decían que debía vivir… como una oveja en un gran rebaño, sin rumbo alguno, que por simple comodidad sigue a la oveja de delante que tampoco sabe a donde va, sin cuestionar las cosas que me rodean, pues eso implica ver las dos caras de la misma moneda y siempre ha sido mas fácil y cómodo mirar las cosas desde la cara que ya conocía. ¿Que sentido tiene hacerme preguntas si jamas hago un esfuerzo por conseguir las respuestas?

Con el paso del tiempo he dejado de divertirme e improvisar, he perdido esa faceta mía espontanea y he dejado de escuchar a mi corazón. He dejado atrás todos eso sueños que tanta vida me daban cuando me pasaba horas creándolos, pensando sobre ellos, sintiendo como ya formaba parte de esa realidad. ¿Recuerdas esos tiempos? ¿Cuando soñábamos que todo podía convertirse en realidad? Aquello que sabíamos que era lo único que realmente valía la pena.

Con los años he dejado de soñar, la falta de valor y voluntad, los pretextos que creaba en mi cabeza… todo ello para evitar ese coste que supone cumplir los sueños, me han alejado cada vez más de ti y de nuestros sueños, el costo de lograrlo no tiene ningún precio monetario, su único precio es la voluntad, la responsabilidad y el amor.

La voluntad de liberarme de las ataduras que yo mismo me impuse, la voluntad para nadar contracorriente.. el Amor que dejé de sentir por mi mismo y con el tiempo se acabo convirtiendo en egoísmo, pues deje de compartirlo con los demás.. la responsabilidad que siempre evite sobre mis pensamientos, mis palabras y mis actos.

He cometido muchos errores, he lastimado a quien cuidaba de mi y he protegido a quien me lastimaba, he fallado muchas veces, todavía mas cuanto más me han ayudado, sin lograr aprender de mis errores, malinterpretando las enseñanzas que me ha dado la vida, desechando ese aprendizaje y llenándome de traumas, miedos, fobias, temores.. y en vez de enfrentarlos, los he integrado en mi propia forma de ser, convirtiéndolos en mis propios complejos.

Y de ese modo, perdido en la vorágine de mis pensamientos negativos, mis deseos inducidos y mi egoísmo, me he olvidado de TI, mi más preciado y verdadero amigo, tu que siempre has caminado conmigo, tu que nunca me ha dejado, tu que nunca perdiste la fe en mi, ni siquiera cuando te he ignorado y renegado de tu existencia.. Me he olvidado de ti mi pequeño y amado niño.

Ahora, por causas que aun sigo sin comprender, te agradezco infinitamente, ahora llegan como un rayo a mi los recuerdos de aquellos días en que ambos vivíamos entre sueños y reíamos a cada momento, ajenos a esa “vida adulta” que quita el valor de una gran sonrisa y se lo da al dinero. Ahora recuerdo ese tiempo en que juntos descubríamos algo nuevo a cada momento y que todo era posible. Ahora recuerdo que eramos unos verdaderos sabios, distinto a esta vida adulta, cargada de información y vacíos de sabiduría, defendiendo lo ilusorio y despreciando aquello realmente valioso.

Discúlpame mi pequeño niño amado, discúlpame por haber cambiado lo verdadero por lo ilusorio, discúlpame por haber olvidado Ser y preferir el poseer, por silenciarte cuando eras tu quien iluminaba mi sendero, por buscar en el exterior lo que siempre estuvo en mi interior.

No hay mas ciego que el que no quiere ver y yo lo he comprobado en mi propia piel. Ahora finalmente he abierto los ojos, y aunque ciertas cosas siguen sin agradarme, nunca mas volveré a cerrarlos. Buscaba tu perdón y ahora se que solo debo perdonarme a mi mismo, ahora me he perdonado a mi mismo, comprendo que estaba equivocado. A pesar de que he pisoteado nuestras promesas y sueños, ahora estoy completamente dispuesto a tomar la Responsabilidad de mi propia vida, ahora con mi Voluntad construyo una realidad donde el Amor es todo lo que necesito para SER.

Ahora estamos unidos de nuevo mi pequeño y amado niño, ahora estamos cogidos de la mano y seguiremos estándolo, desconozco que me alberga el futuro, pero siento que mientras camine contigo el presente será siempre lo que es, un presente, un bello regalo dispuesto a ser desempapelado y encontrarnos una sorpresa a cada momento, mientras este contigo, mi amado niño, mi maestro sabio e inocente, mientras camine a tu lado, mi luz pura y cristalina, tengo la certeza de que este sera el camino mas hermoso de mi vida.

– Pau Borrás Mas-

(EJERCICIO PARA TERAPIA)Carta a mi niño interior……Hola mi pequeño, te escribo esta carta ya que siento que debes…

Posted by HipnosGea on Tuesday, June 5, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *